Una moda peligrosa: Los “Pegabrackets” del centro de Barquisimeto

1387

Bien dicen que la sonrisa es la carta de presentación de las personas, y por ende, cada vez son más los tratamientos que tienen como fin único su cuidado, y entre los más conocidos la ortodoncia.

Sin embargo, la situación económica por la que atraviesa el país en muchos casos, ha imposibilitado el bolsillo de gran parte de la población y de este grupo un número considerable de personas recurre a procedimientos estéticos no profesionales y sin medidas sanitarias solo para “estar a la moda” o “verse bien”.

Pero la salud no es un juego. Por eso la importancia de confiar solo en verdaderos expertos calificados en el área, para asegurar los resultados más deseados.

Aunque resulte difícil de creer, los dientes juegan un papel fundamental en el desarrollo de las personas e incluso pueden estar fuertemente relacionados con problemas como la cefalea (dolor de cabeza), dolor en la cervical o de cuello, por mencionar solo algunos. Es por eso, que de ser necesario un tratamiento de ortodoncia, este debe hacerse bajo la estricta supervisión de verdaderos expertos calificados en el área.

Los famosos “Brackets de Lujo” una moda que llegó para quedarse.

Por si el problema con el hacinamiento de los buhoneros en el centro de la ciudad de Barquisimeto no era suficiente, a mediados del año 2009 comienó a surgir una nueva modalidad de consulta odontológica, donde las sillas no son reclinables y un par de guantes quirúrgicos pueden ser reutilizados una y otra vez durante todo el día con distintos pacientes que recurren a “la consulta”.

“¡Tengo las ligas corridas fosforescentes, las que te brillan en la oscuridad!”

Uno de los pregones que se deja escuchar en la acera de la calle 25 del Centro Comercial Cosmos, en pleno centro de Barquisimeto.

Tal y como si se tratara de cualquier servicio, es ofrecido el montaje de la ortodoncia bajo la luz del día, entre la muchedumbre, el polvo y las miradas atentas y asombradas de quienes transitan por la acera del centro comercial. Una moda que atrae en su mayoría a jóvenes adolescentes, en un lugar donde pueden elegir entre tantos buhoneros, que para resaltar entre otros gritan frases como “tengo la pega original y no pega loca”

El Odontólogo especialista en Ortodoncia Carlos Alberto Mendoza @caralbmen indica que todo esto se ha convertido en un problema de salud pública y que los pacientes que recurren a estas personas no calificadas para colocarse brackets, lo hacen por un tema de moda, para verse bien o simplemente crear un estatus.

“Esto es una moda peligrosa”

A pesar de las múltiples denuncias que realizan incluso las mismas personas que hoy en día se han convertido en víctimas, al no haber un ente que regule o penalice a quienes realizan estos procedimientos, cada vez son más la cantidad de buhoneros, tal parece, expertos en colocación de aparatos que recurren a los videos tutoriales de youtube para aprender y perfeccionar su técnica.

 “jamás me pondría los aparatos con esa gente, primero por ser antihigiénico y segundo porque me daría pánico perder mis dientes por mala praxis” afirmó Anny Terán, quien fuera consultada tras mostrar un asombro evidente mientras pasaba por el lugar.

¿Dónde consiguen los materiales?

Una de tantas interrogantes de  verdaderos odontólogos, dejando entrever que por la actual situación del país, se ha hecho cada vez más complicado acceder a los implementos y materiales necesarios para la colocación del tratamiento ortodoncico, pero tal parece que a los buhoneros no les ha resultado nada difícil. Tienen variedad en sus materiales e incluso ofrecen  ofertas y combos a distintos precios. Afirmó Luis Soteldo, quien se mostró aparentemente interesado al comparar costos.

Gran parte de la culpa recae sobre los vendedores y/o intermediarios, que surten de manera descarada a estas personas que dicen ser “técnicos dentales” y que semanalmente surten su caja de herramientas con lo más nuevo, bien sean ligas, arcos, bandas, tubos molares e incluso laser para pegar. Así lo aseguró el Odontólogo Luis Marcano.

Recientemente en el Estado Maracay la Brigada de Delincuencia Organizada de la Subdelegación del CICPC logró la detención de 8 ciudadanos que de manera clandestina y sin las debidas reglas sanitarias, realizaban la colocación de ortodoncia en pleno terminal de pasajeros de la entidad, así lo reseñó el aragueno.com.ve

“Vas a un odontólogo y es muy caro ponerte los aparatos, y además te cobran por la consulta y hasta por respirar” relató Yonder Sosa al ser consultado a pocos metros del lugar donde canceló 100mil bolívares por el montaje y ¡por si fuera poco! vía transferencia electrónica “banco a banco”.

Él como muchos, han recurrido a los pega brackets para darle un toque distinto a su sonrisa, sin medir las consecuencias que esta peligrosa intervención puede traer consigo, entre las que destacan la resorción de las raíces, un colapso de oclusión y la pérdida irreversible del esmalte dental, por mencionar solo algunas.

¿Qué hacer al respecto?

Al recibir casos de pacientes que hayan recurrido a un procedimiento sin las medidas sanitarias requeridas, resulta importante que como odontólogo especializado, además de llevar un registro, se proceda a realizar un informe por escrito y se remita al Ministerio de Salud donde se explique de manera detallada la situación.

Todo esto con la finalidad de buscar una respuesta rápida y oportuna a lo que hoy, se ha convertido sin lugar a dudas en todo un problema de salud pública que debe ser atendido para evitar consecuencias aún mayores en la población barquisimetana.

Immer Sánchez

Noticias Barquisimeto