Publicidad
Inicio Deportes 0-0: Un Barça sin recursos vuelve a pinchar en Cádiz

0-0: Un Barça sin recursos vuelve a pinchar en Cádiz

El equipo azulgrana, que jugó casi media hora con diez, volvió a perder dos puntos que dejan a Koeman en una situación muy delicada

Solo Memphis tiró del equipo en ataque en la segunda parte, aunque Ter Stegen también fue clave para evitar la derrota  

El Barça volvió a pinchar en el Nuevo Mirandilla, donde esta vez se dejó dos puntos en un partido donde la imagen culé volvió a dejar mucho que desear. Los azulgrana, que jugaron casi media hora con diez por la expulsión de Frenkie de Jong, volvieron a ser un equipo desdibujado y sin recursos. Un punto que no sirve ni al Barça ni a Ronald Koeman, que acabó expulsado en el que podría ser su último partido como entrenador azulgrana.

Parecía que independientemente del resultado en Cádiz, Koeman sabía que estaba sentenciado. Y aceptó morir matando, si se permite la expresión. En primer lugar en la rueda de prensa y después en el Nuevo Mirandilla, donde presentó un once cargado de jóvenes. Especialmente sorprendió la apuesta inicial en el once de Gavi, de 17 años, que sentó a jugadores de la experiencia y el peso de Sergi Roberto o Phillipe Coutinho, a quien la titularidad le duró una jornada. Mingueza, Dest, Araujo, Demir, fueron otros de los jóvenes que continuaron gozando de la confianza de un técnico que estaba en la picota. Las otras novedades respecto al último encuentro ante el Granada fueron Piqué -esta vez rotó Eric Garcia- y Luuk de Jong, el delantero que él mismo pidió.

Horizontal

Durante la previa del encuentro Cádiz respiraba una ambiente tan festivo cono ambicioso. Si la temporada pasada le ganaron al Barça (2-1) por qué no podrían hacerlo ahora, en plena crisis azulgrana y con el técnico prendiendo de un hilo. En el Nuevo Mirandilla, la gente empujó desde el calentamiento y les preguntaban a los azulgrana dónde estaba Leo Messi. No estaba el argentino, ni por lo que se vio tampoco muchos de los jugadores del Barcelona, que dejó perder la primer parte. Un equipo plano, desganado. Como si estuviera superado por la situación institucional marcada por el pulso entre el técnico y el presidente. De hecho, lo más destacado de los azulgrana en el primer tiempo ataque fue un tímido disparo de Memphis a la media hora de juego. Un tiro suave, flojo, que llegó botando a las manos de Ledesma.

No lo intentó mucho más el Cádiz, que sabía que debía hacer desde el inicio. Aguantar sin dejar espacios, resistir que ya tendrían alguna. Como la de Sobrino, que tuvo que sacar Piqué en última instancia porque le habían dejado un pasillo hasta el área pequeña, o un saque de esquina que el Nuevo Mirandilla celebró como medio gol. Siempre con el ex culé Fali liderando y transmitiendo su espíritu al resto de los compañeros, a pesar de que solo duró 40 minutos porque tuvo que retirarse lesionado. El valenciano se retiró en camilla, ovacionado y con la afición coreando su nombre. Un auténtico ídolo.

Parecía que tras el descanso el partido mejoraría. Empezó Negredo poniendo a prueba a Ter Stegen. El delantero local se sacó una rosca fantástica al palo largo que se encontró con una mano providencial del alemán. El aviso gaditano parecía que hacía reaccionar a los culés, que tuvieron dos ocasiones prácticamente consecutivas en las botas de Memphis. El holandés desaprovechó un buen centro de Luuk de Jong. Llegó solo al segundo palo, pero el balón se le quedó atrás de manera incomprensible. Poco después, intentó remediarlo con un zarpazo medido desde la frontal que sacó Ledesma.

Pero el partido dio un tumbo en cuatro minutos. Del 60, cuando Del Cerro Grande mostró la primera amarilla a Frenkie de Jong, al 64, cuando lo expulsó por una acción con Espino en la que primero toca el balón y después encoge las piernas para no tocar al rival. Una segunda amonestación tan rigurosa como ya había sido la primera. Desde entonces el Cádiz se creció y apretó al Barça de Koeman, que intentó parar el golpe con la entrada de Coutinho y Nico González.

También entró Riqui Puig, a falta de diez minutos, aunque perdió su primer balón y propició una contra del Cádiz que salvó Ter Stegen en la mejor ocasión de los locales. El alemán se agrandó ante Salvi y remedió el error del de Matadepera, que no se escondió en los minutos finales. El Barça solo lo probó con un par de disparos lejanos de Coutinho y una contra de Piqué a la desesperada. La última ocasión que desaprovechó Memphis con un tiro demasiado cruzado ante portero.

Leer También: Venezuela se estrena con triunfo en el Mundial Sub-23

Meridiano

NO DEJES DE LEER

Maduro subrayó la importancia de acabar «con las mafias nauseabundas del combustible»

El presidente Nicolás Maduro subrayó la importancia de la incorporación del pueblo para rescatar los servicios públicos y exigió acabar, este...

Copa Divina Pastora: FUNDAVOL es el campeón invicto de la tercera edición

El equipo anfitrión de la tercera edición de la Copa Invitacional Divina Pastora, FUNDAVOL Guaros de Lara logró titularse campeón de manera...

Copa Divina Pastora: Guaras de Lara campeonas de la tercera edición femenina

Sin rivales. Las féminas del equipo Guaras de Lara lograron dos victorias para así alzar el trofeo de la tercera edición de...

¿Cómo clasifica Cardenales a la final? Aquí te lo contamos

Solo 6 escenarios posibles quedan en el Round Robin semifinal de la LVBP, al combinar los resultados posibles de los tres equipos...