Gleyber aspira a una buena oferta de los Yanquis

147

Una vez que el pasado martes los Yanquis le extendieron a Gerrit Cole uno de los mejores contratos en la historia de las Grandes Ligas, horas antes de concretarse el cambio de Didi Gregorious a los Filis de Filadelfia, Gleyber Torres tiene que haber pensado que al más breve término, atornillado como torpedero titular de los mulos para 2020, su útima campaña antes de ser elegible al arbitraje por primera vez, tendrá oportunidad de negociar su primer contrato de ocho cifras gordas por temporada.

Si en febrero de este año, después que ganó el premio Novato del Año de la Liga Nacional en 2018, Ronald Acuña firmó extensión de ocho años con los Bravos de Atlanta hasta 2026 por 100 millones de dólares, no parece muy atrevido suponer que los Yanquis se animarán a “comprarle” el arbitraje y la agencia libre a Torres por, digamos, unos 150 millones de dólares para asegurarse sus servicios por unas seis o siete campañas hasta que este cerca o acabe de apagar su pastel al llegar a la edad de 30 años.

En apenas su segunda campaña con los Yanquis, Torres golpeó 38 jonrones y empujó 90 carreras en 144 juegos. A los 22 años demostró que tiene mucho por aportar en la posición más exigente del cuadro, y en la mitad del orden ofensivo de un equipo con suficientes recursos para abonar en su cuenta un promedio de $30 millones por temporada.

Al igual que hicieron los Bravos con Acuña, los especialistas financieros de los Yanquis trataran de convencer a los representantes de Torres con una oferta de seis a ocho campañas en la que puedan ahorrarse cuatro años de arbitraje y el resto de agencia libre.

Con el camino completamente despejado para dedicarse a tiempo completo a jugar en la posición de shorstop, el jugador caraqueño que se prepara para soplar mañana 23 velitas, no puede distraerse en asuntos relativos al contrato.

Para la tercera temporada sus honorarios deben ser superiores a los poco más de 600 mil dólares que facturó en 2019.

Desde luego que hay planes para hacerle una jugosa oferta multianual. La estrategia de su lado debe basarse en ser paciente y aportar máximo rendimiento al campo, lo cual, sin lugar a dudas, se traducirá en más beneficios financieros.

Lider