Cardenales superó a Tigres y empata la cima del torneo

149

El ritmo arrollador de Cardenales de Lara hace que las victorias parecieran ser fáciles de conseguir. Yohjan Quevedo y Néstor Molina se encargaron de trazar el vuelo hacia el triunfo 5 a 2, contra Tigres de Aragua en el Estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto.

Desde el inicio del cotejo, los crepusculares decidieron picar adelante en el marcador. El dominicano Wellington Dotel se sacrificó con elevado al jardín izquierdo, con el que Anthony Jiménez anotó. Luego, llegó el turno del bateador más encendido del equipo: Yohjan Quevedo, que sonó sencillo al campocorto y mandó a Osman Marval a la goma.

Los bengalíes respondieron en el tercer acto, cuando Henry Rodríguez remolcó una con elevado de out al patio derecho. Jay Austin anotó.

Rápidamente, los locales hicieron lo posible por alejar al rival del marcador, así que, Quevedo produjo su segunda rayita del desafío con cohete al lado izquierdo, suficientemente lejos para que Marval volviera a anotar en la tarde.

En el cuarto capítulo, los larenses sumaron otra en la pizarra tras el descontrol del pitcher contrario, Sergio Escalona. El derecho lanzó una bola desviada con las bases llenas y permitió a Yordanys Linares engomarse.

Marval no sólo se encargó de anotar las carreras por el conjunto dirigido por Luis Ugueto, sino que se aprovechó de los errores del contrario para embasarse en el sexto y además hacer avanzar a Carlos Rivero al plato.

En la parte alta del séptimo, Ezequiel Carrera bateó rodado de out por la intermedia, aunque Rehiner Córdova utilizó para embalarse al home y anotar la segunda los felinos.

Molina no se cansa de ser uno de los abridores más efectivos de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional. El derecho cubrió 5.0 entradas, en las que aceptó cinco incogibles, una carrera, otorgó cinco boletos y ponchó a dos, para adjudicarse el cuarto triunfo de la temporada. Mientras que José Calero cargó con la derrota, al no poder contener el ritmo ofensivo de los hogareños y recibió tres anotaciones en 2.1 innings de labor.

Pedro Rodríguez, el cerrador de los pájaros rojos, hizo su acostumbrada entrada en el noveno episodio. Necesitó 13 envíos (nueve en strikes), para sellar el lauro y así embolsillarse el séptimo rescate del curso.

Lider