Ataca a su pareja con cinco disparos y luego intenta suicidarse

614

El hecho se registré en el sector 1 del Manzano. Un hombre llamado Kevin Valera (26) atacó a su expareja y le propinó cinco disparos en distintas partes del cuerpo. Se intentó suicidar, pero se quedó sin balas.

Yulimar Cabrera, 26 años, fue la víctima del feroz ataque de su expareja, la mañana de este sábado, en una visita inesperada del hombre para “entregarle unas cosas”.

La mujer junto a su madre le abrieron la puerta al joven (menor a 30 años) para recibir lo que traía, cuando, presuntamente, sacó un arma y disparó en repetidas ocasiones contra la humanidad de Cabrera que cayó desplomada en el piso con impactos en la espalda, brazo y pecho.

Luego de cometer el terrible ataque, el sujeto se intentó suicidar disparándose en la cabeza, sin embargo, la suerte jugó de su lado y el arma (un revólver) no detonó por falta de municiones.

Su madre, impactada por el hecho, logró gritar al punto que vecinos escucharon y llegaron al lugar, donde agarraron a Valera y lo tenían “apresado”, mientras llegaba la comisión del CICPC.

Según lo que contó el padre de la joven, la comunidad quería linchar al victimario, sin embargo lograron aguardar a que llegara el cuerpo de seguridad para entregarlo a la justicia.

Posteriormente, se desató una polémica entre los vecinos, ya que, presuntamente, los agentes se querían llevar al sujeto sin esposas y los testigos reclamaban que se lo llevaran con los “ganchos” y lo trataran como lo que es: un delincuente.

La joven que trabaja dando clases de tareas dirigidas, fue trasladada hasta el hospital central Antonio María Pineda de Barquisimeto, y se debate entre la vida y la muerte, luego de recibir los cinco balazos por su expareja

El crimen nace de una relación truncada de cuatro años, que terminó mal, presuntamente por maltrato físico y verbal de Valera a Cabrera, quien tuvo que recurrir a denunciar al hombre y buscar una orden de alejamiento.

La pareja tras una larga relación se separó hace cuatro meses. Desde ese momento el joven comenzó un asedio constante contra la mujer. Hoy luego de pasar, supuestamente, tres días merodeando la zona decidió acercarse a la casa de su ex, y atacarla.

Vecinos temen que por “tener dinero” el muchacho que, aparentemente, es de descendencia árabe, termine en libertad, pues consideran que moverá su piezas para zafarse de la justicia.