“Hay funcionarios públicos dueños de puestos en el mercado El Manteco”: Diputado Superlano

1009

El parlamentario regional y miembro de la dirección política del PPT, Jesús Superlano lanzó fuertes críticas al gobierno municipal por la “anarquía y el desorden” que existe en el centro de Barquisimeto, donde funciona este mercado a “cielo abierto”.

“El centro de Barquisimeto es una locura por la falta de planificación, lo que genera total anarquía ante la mirada indiferente de las autoridades competentes, sumándole el tráfico de moneda extranjera como el dólar y el peso colombiano sin ningún control”, denunció el ex concejal del municipio Iribarren.

Desde hace tiempo los habitantes y comerciantes formales se han quejado sin recibir respuesta, por el caos que genera el mercado El Manteco, donde los transeúntes se sienten “amenazados” cada vez que pasan por la zona comprendida entre las carreras 21 a la 25, con calles 30 hasta la 35 del centro de la ciudad.

“No es posible que en El Manteco se permita la venta de medicamentos “chimbos” y no haya supervisión de las autoridades sanitarias. La alcaldía ha fracasado en ese tema porque existe una dirección de Mercados Municipales con competencia directa en la materia, y hasta ahora no ha hecho nada”, expresó Superlano.

El diputado del Consejo Legislativo del Estado Lara por el PPT ha recibido múltiples denuncias de las mafias que operan en esa zona comercial, lo cual amerita la intervención urgente: “Hemos recibido graves denuncias que involucran a funcionarios públicos como dueños de varios puestos en el mercado El Manteco, incluso algunos militares que también están comprometidos en la venta de mercancías en esa zona del centro de Barquisimeto, lo cual debe ser investigado inmediatamente por los organismos de inteligencia”.

“Cuánto pagan los comerciantes del Manteco en impuestos? El municipio debe garantizar la organización y planificación de la ciudad para sus habitantes. ¿Quiénes se benefician del mercado El Manteco?”, se pregunta finalmente el diputado regional.

NB