Kasim-Yomart Tokáyev fue investido este miércoles como presidente de Kazajistán

204

El ganador de las elecciones presidenciales anticipadas del pasado domingo en Kazajistán, Kasim-Yomart Tokáyev, fue investido hoy presidente del país centroasiático en el Palacio de la Independencia.

Tokáyev, que ganó los comicios con casi el 71 % de los votos, prestó juramentó en kazajo en un ambiente solemne y en presencia de miembros del Parlamento, del Consejo Constitucional y de la Corte Suprema, así como de su antecesor, Nursultán Nazarbáyev, quien abandonó la Presidencia en marzo tras treinta años en el poder.

En la investidura no hubo presidentes de otros países, dado que la ceremonia se celebró solo tres días después de las elecciones.

El cuerpo diplomático acreditado en Kazajistán sí estaba presente en el Palacio de la Independencia.

El que fuera designado por Nazarbáyev y el partido oficialista Nur Otan presidente de Kazajistán tras la renuncia del padre de la nación, prometió continuar el curso desarrollado por su antecesor.

“En primer lugar, trabajaré en la implementación de la Tercera Modernización de Kazajistán, la implementación de las ideas de las Cinco Reformas Nacionales y otros documentos estratégicos importantes de nuestro Estado. Trabajaré en la implementación de la estrategia de “Elbasi”, dijo, en referencia al título de líder de la nación de Nazarbáyev, primer presidente del país.

Tokáyev, de 66 años, prometió no obstante nuevos enfoques y nuevas soluciones en la gestión del país, y aseguró que las autoridades continuarán prestando más atención a las necesidades de las personas y a la solución de los problemas sociales agudos.

“El Gobierno recibió instrucciones para preparar medidas para lograr resultados tangibles en esta área, para actualizar la política social”, aseguró durante su discurso de investidura.

El presidente de Kazajstán también declaró que tiene la intención de continuar apoyando a los empresarios para estimular la actividad empresarial y formar una clase media.

Igualmente prometió asegurar la unidad de la sociedad y proteger los derechos de todos los ciudadanos en un momento en el que reclaman mejorías.

“Nuestra sociedad está preocupada, habrá un diálogo entre el Gobierno y la sociedad. Decidí crear un consejo de confianza nacional, con representación de jóvenes, cuya primera reunión se celebrará en agosto”, dijo Tokáyev.

“El Gobierno debe cumplir sus obligaciones con la gente y se desarrollará un plan sustantivo de mi plataforma electoral”, señaló, y aseguró que habrá representación de más jóvenes en la Administración Pública.

EFE