Padre de Leopoldo López sobre Guaidó y unas eventuales elecciones: “En principio, no debe participar como candidato”

2365

Leopoldo López Gil, padre del líder de Voluntad Popular, señaló este martes que ya no hay justificación para dar a Nicolás Maduro “ni un día más de oxígeno”.

“Cada 24 horas que recibe es oxígeno que no merece. Pero para países que aún necesitaban comprobar la falsedad de su intención de diálogo, tal vez eran necesarios. Ya no hay justificación para pedir un día más. Los tres meses que algunos sugieren para un acercamiento, no. La única solución son elecciones libres”, indicó.

En ese sentido, expresó que fue un error la reunión del Grupo de Contacto en Montevideo, ya que “estas soluciones civilizadas ante un bárbaro no logran nunca”.

Asimismo, aprovechó la oportunidad para enviarle un mensaje a los funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) y expresó que “lo primero es llamar a su patriotismo. No todos son una cúpula podrida. El soldadito que empuña el arma tiene familia que necesita comida y medicinas, y no va a disparar a los que llevan su ayuda. Cuidado no dispare al gerifalte que le ordene abrir fuego contra el pueblo”.

Durante una entrevista ofrecida al diario ABC de España, comentó que “evidentemente” la oposición ha cometido fallos y “no reconocerlo sería el primer error. Lo más difícil ha sido conjugar opiniones e ideologías tan diversas. Esta nueva generación de líderes ha subsanado las diferencias para actuar al unísono”.

Al ser consultado sobre si Juan Guaidó es un presidente de transición o también para el futuro, López Gil respondió: “Las personas válidas lo son para cualquier circunstancia. Su mandato ahora es muy específico: llevar el país a elecciones libres. En principio, no debe participar como candidato. Pero no descalifico a nadie, todo el que constitucionalmente sea válido, debería participar. No debe haber un solo político inhabilitado ni un solo preso político. Si volvemos a la democracia, tiene que ser con plenitud de derechos, incluido a Guaidó. Podría renunciar a la presidencia y participar, como Wolfgang Larrazábal, (presidente interino en 1958)”. Por lo que en ese orden de ideas, manifestó que su hijo también podría ser candidato presidencial.

Acotó que hace un par de días le preguntó a su hijo si se arrepentía de haberse entregado a la policía, pero aseguró “que nunca se ha arrepentido. Y su madre le decía si teme que lo vuelvan a encarcelar y respondió: ‘Ya he superado esos miedos, mi lucha es mucho más importante que los temores particulares’”.

Por último, López Gil aseguró que tiene su maleta lista para regresar al país.

Sumarium