289 presas de Uribana se declararon en huelga de hambre (+Testimonios)

568

El martes 11 de septiembre le dieron la última llamada a un grupo de internas del Centro Penitenciario David Viloria, conocido como Uribana, ubicado al norte de Barquisimeto, estado Lara. Las presas hicieron lo propio avisaron que este sábado tendrían visita y además alertaron a sus seres queridos que iban a iniciar una huelga de hambre.

Así fue como la noche de ese mismo martes las 289 internas de Uribana se declararon en huelga, el miércoles 12 de septiembre no permitieron que las custodias pasaran los números y en la pared del anexo femenino guindaron algunas pancartas hechas en tela, allí manifestaban que querían la destitución de la directora Yoelina Giménez, aclaraban que era una huelga pacífica, solicitaban la presencia de medios de comunicación y exigían soluciones, hoy tienen 48 horas con la protesta.

Representantes del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) se trasladaron hasta el penal y constataron la situación, observaron como un nutrido grupo de privadas de libertad se asomaban a través de los huecos de las paredes, sacaban sus manos y ondeaban algunas franelas, hacían ruido y gritaban de forma desesperada cuando observaban que llegaban personas afuera del penal.

“Ayúdennos, no, nos dejen solas, estamos en una huelga de hambre pacífica, no queremos que se vuelva una locura, ya los Guardias se quieren meter a los dormitorios a golpearnos” , denunciaban las internas quienes a la misma vez y a través de los gritos explicaban que por ordenes de la directora Yoelina Giménez, les habían informado sobre la reducción del horario de visita a tan solo tres horas y tendrían derecho a recibirla una vez al mes, la visita de niño suspendida, así mismo le comunicaron que no les darían más acceso para llamar a sus familiares, situaciones que molestó mucho a las internas.

Las privadas de libertad también indicaron a OVP que querían la destitución de la directora del penal de quien aseguran viola los Derechos Humanos de cada una de las mujeres. Expresaron a través de los huecos que desde hace dos meses tienen castigadas a 19 mujeres y las aislaron totalmente de la población femenina. Confesaron que ninguna de las allí recluidas tienen acceso al agua potable de forma regular, carecen de atención médica y es poca la comida que están recibiendo.

Este jueves 13 de septiembre denunciaron ante OVP que una de las presas que se mantenía en  la huelga se había desmayado y por más que llamaban a las funcionarias para que atendieran hacían caso omiso.

Las privadas de libertad del anexo femenino hicieron llegar un comunicado a OVP en donde hacen un llamado a la Ministra de Asuntos Penitenciarios para ser atendidas, piden la presencia de Dilia Fernández miembro de su gabinete, para dar a conocer sus peticiones, expresan que no están de acuerdo con las medias impuestas, aseguran que desde hace tres meses solo han conocido restricciones por parte de la directora, ya no tienen actividades de educación, ni deportivas y hasta ahora no han obtenido alguna respuesta favorable.

Apuntan en la carta que les exigen el uniforme de acuerdo a su situación jurídica, pero el Ministerio no hace la debida dotación, siendo el familiar quien corre con ese gasto, recordando que la propia Ministra se comprometió hace años en realizar la dotación de uniformes y útiles de aseo personal y en la actualidad no se cumple, expresan que carecen de colchonetas y que los espacios en los que se encuentran recluida no son los adecuados para recibir a sus familiares.

“La visita ni con el pétalo de una rosa” se lee en la carta, aseguran que con la eliminación de las visitas conyugales han perdido a sus esposos, les duele no ver a sus hijos y la única comunicación eran las llamadas y ahora pretenden eliminarlas por ello las presas angustiadas escriben que con esta medida perderán a toda su familia

Culminan su comunicado recordando a Iris Valera que: “desde hace tres años los familiares son los que mantienen en un 99 % el régimen penitenciario”, porque son ellos quienes costean todo, así mismo la invitan a darle una solución al problema “si no sabe gerenciar o dirigir este barco abandone su cargo” le escriben las privadas.

Exigen investigación

En las afueras del penal se encontraban familiares de las privadas de libertad que están en huelga de hambre, no se quisieron identificar porque si lo hacen las que pagan por romper el silencios son las presas, relatan que son muchas las injusticias, maltratos y vejaciones que sufren las presas y dichas historias no salen a la luz pública. Aseguraron que son cantidades de alimentos que llegan de forma semanal a Uribana, han observado como descargan carne, pescado y pollo “eso es lo menos que consumen estas mujeres”, de igual forma dicen que ven bajar de camiones pacas de harinas, aceite, mantequilla, entre otros rubros y denuncian que así como entran salen, “no sabemos para donde se llevan esos alimentos, pero a ninguna de las internas les llega, queremos que se haga una investigación profunda”.

En cuanto a la huelga que mantienen las internas apoyan en su totalidad y se mantendrán en las afueras del penal para velar que no sean violentados sus derechos como lo han hecho en otras ocasiones.

Es la segunda vez en el año que las privadas de libertad de Uribana protestan, la primera lo hicieron en el mes de febrero.

Por su parte OVP recalca que la cárcel de Uribana desde el 2 de febrero del 2007 se encuentra bajo medidas provisionales emitidas por la Corte IDH las cuales se encuentran vigente y notificará al relator de personas de detenidas en las Américas de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos de toda la situación que están viviendo las detenidas en la cárcel de Uribana.

Prensa Observatorio Venezolano de Prisiones