Ñoquis de Papa una fabulosa forma de comer pasta

1732

La historia del ñoqui tendría su origen en la tradición de las pastas italianas, pero existen antecedentes que señalan que éstos ya se consumían en los tiempos de los griegos y romanos.  Los “gnocchi” en italiano, fueron elaborados en un principio sólo con harina, agua y condimentadas con sal, pero posteriormente con la introducción de la papa en el siglo XVII, el plato comenzó a tomar forma, convirtiéndose en lo que hoy conocemos.

Los ñoquis se hicieron tan populares que llegaron hasta América del sur, específicamente a Argentina. Según cuenta esta tradición, los inmigrantes italianos se reunían para celebrar el 29 de junio las fiestas del San Pedro y San Pablo comiendo ñoquis, lo que generó más tarde compartir esta costumbre. También existe la leyenda de un peregrino llamado Pantaleón, quién cumplió una profecía de un año de pesca y cosechas a una familia veneciana que le dio de comer. Dicho episodio, ocurrió un 29 y es por tal razón que se recuerda comiendo una sencilla comida como lo son los ñoquis.

Las variedades de este plato van desde ñoquis de espinaca, sémola, harina de maíz y ricotta, entre otras infinidades. Por otra parte, es importante tener en cuenta que se debe respetar al pie de la letra las proporciones de harina y papa estimadas. Mientras más harina, salen duros y a mayor cantidad de papas, se deshacen en el agua. Asimismo, para lograr una buena masa se debe cocer bien las papas, siempre enteras y con cáscaras, para así evitar el exceso de agua. Luego de su historia es hora de conocer esta sublime receta de pasta que no puedes dejar de probar.

Ingredientes 

Para 4 personas: 1 kg. de patatas, 200 gr. de harina, 1 huevo, sal.

Receta

Pelar las papas y hervirlas en preferencia a vapor. Cuando estén listas y aún calientes, se deben moler y disponerlas en una mesa de trabajo.

A continuación se mezcla con la harina, el huevo y una pizca de sal. Amasar hasta crear una masa de aspecto elástico y formar rollitos de un 1 cm y medio de grosor, aproximadamente, y 2 centímetros de largo.

Presionar suavemente con el pulgar los ñoquis sobre la superficie de un tenedor (así absorberán mejor la salsa que se usa para condimentarlos).

Finalmente se cocinan en abundante agua hirviendo y a medida de que vayan subiendo a la superficie se van recogiendo. Una vez listos, se pueden condimentar con salsa a elección.