Alcaldía de Iribarren revoca los permisos y concesiones de todas las lineas de transporte público

1245

Desde tempranas horas de la mañana de este lunes fue desplegado un operativo de fiscalización en gran parte de Barquisimeto en contra del cobro excesivo del pasaje en las rutas urbanas.

La orden fue emanada por el alcalde del municipio Iribarren Luis Jonás Reyes, en un trabajo conjunto con la AMTT, los diferentes directores y sus respectivos trabajadores, desplegándose 200 funcionarios en 12 puntos estratégicos y álgidos de la ciudad, dando como resultado la retención de 24 unidades y una cantidad significativa de multas por violentar las tarifas del pasaje.

 “Hoy estamos iniciando un conjunto de acciones a lo largo y ancho del municipio, para garantizar que nuestro pueblo sienta seguridad al momento de la prestación del servicio del transporte público”, aseguro el alcalde Reyes.

Debido al maltrato de algunos colectores y choferes la primera autoridad municipal decidió revocar los permisos y concesiones de todas las líneas y sustituirlos por un permiso provisional para que no haya paralización del servicio.

En tal sentido el alcalde Reyes, manifestó que en los próximos días le será entregado los permisos provisionales a una nueva línea creada por el pueblo organizado, la cual prestará sus servicios en la zona norte.

Por otra parte prohibió a las unidades que no están actas para prestar el servicio de transporte público hacerlo, refiriéndose a las llamadas “Ruta chivo”, e informó que desde hoy todas las líneas entran en una revisión exhaustiva tanto física, mecánica como funcionalmente para detectar las verdaderas condiciones del parque automotor de la ciudad.

De igual manera señaló que el trabajo que se viene realizando de la mano con la gobernadora en las dotaciones de aceites, cauchos entre otros, proseguirá y es por ello que la alcaldía quiere trabajar con choferes serios.

Así mismo, informó sobre la creación de una sala situacional que funcionará en las oficinas del AMTT, que contará con la presencia de funcionarios de la Policía Municipal, DPCU, Defensoría del Pueblo, SUNDDE y los Gobiernos Parroquiales.

Tania Cadenas, se encontraba presente en uno de los puntos de la fiscalización y señaló, “estos operativos son muy buenos sobre todo para nosotros los de la tercera edad, porque no nos respetan y nos tiran el carnét al suelo, la situación no está fuerte para ellos nada más”.

Otra que no quiso perder la oportunidad de expresarse fue Rosangela Figueroa, quien es estudiante del Instituto Diocesano, “somos el futuro de Venezuela y nos vemos cada día más obligados a abandonar nuestros estudios porque no nos alcanza el poco dinero que nuestros padres nos dan”.

Nota de Prensa