Fiscales suecos dijeron el viernes que abandonaron una investigación sobre Julian Assange por una denuncia de violación, pero la policía británica dijo que el fundador de WikiLeaks sería arrestado si abandona la embajada de Ecuador en Londres, donde ha estado refugiado durante casi cinco años.

Assange, de 45 años, ingresó a la embajada del país sudamericano en el 2012 para evitar una extradición a Suecia por una acusación de violación, la cual niega.

Assange temía que Suecia lo entregara a Estados Unidos para que enfrente un juicio por la publicación en WikiLeaks de miles de documentos militares y diplomáticos clasificados, en una de las mayores filtraciones de información reservada en la historia estadounidense.

En su cuenta en Twitter, Assange dijo que “no olvida ni perdona” por el tiempo que pasó refugiado. “Detenido 7 años sin cargos mientras mis hijos crecían y mi nombre era mancillado”, señaló.

La fiscal sueca Marianne Ny dijo que la investigación no había podido proceder debido a obstáculos legales.

“No estamos haciendo una declaración sobre su culpabilidad”, dijo Ny, quien añadió que la investigación podría reabrirse si Assange viaja a Suecia antes del plazo de prescripción de la acusación de violación, en 2020.

Sin embargo, la policía de Londres emitió una declaración tras el anuncio de la justicia sueca donde dejó en claro que Assange aún era buscado por Reino Unido.

“La Corte de Magistrados de Westminster emitió una orden para el arresto de Julian Assange después de que él no se entregara al tribunal el 29 de junio del 2012”, dijo la policía.

Información de REUTERS