Los Juegos de 2016 están dejando imágenes realmente curiosas en Río de Janeiro, pero también lejos de los escenarios olímpicos. Una de las más impactantes la ha protagonizado un aficionado que ha querido demostrar al mundo que es capaz de completar el cubo de Rubik en menos tiempo que el ganador de la final de los 100 metros lisos. Para demostrar su extraordinaria habilidad y destreza, se colocaba delante del televisor y comenzaba a juntar los colores en el mismo instante en el que Usain Bolt, Justin Gatlin y el resto de atletas recibían el pistoletazo de salida en la histórica prueba del pasado domingo.

Usain Bolt se convertía en Río en el primer atleta de la historia capaz de conquistar tres títulos olímpicos consecutivos de 100 metros al imponerse con un registro de 9.81, pero el aficionado demostraba que era aún más rápido que el jamaicano a la hora de completar el cubo de Rubik. Lo más llamativo es que incluso le sobraba tiempo para lanzar el cubo al aire en señal de victoria y para ver cómo el mito olímpico cruzaba la línea de meta. Una habilidad manual realmente espectacular.

Información de: ABC