Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la empresa estatal china Sinohydro iniciaron los preparativos para el traslado fluvial de los equipos mayores de la planta eléctrica de 100 megavatios, que arrancará sus operaciones a mediados de 2017 en el Complejo Agroindustrial Santa Inés, del estado Barinas.

Se trata de un trayecto de 550 kilómetros de navegación, a través de los ríos Orinoco y Apure, desde la población de Cabruta, estado Guárico, hasta Puerto Nutrias, en Barinas. El recorrido fluvial se realizará a bordo de tres chalanas en un lapso de cuatro semanas.
En el marco de este operativo entrará en servicio por primera vez el sistema levadizo del puente María Nieves, sobre el río Apure. El proyecto de activación de este mecanismo contó con los aportes financieros de la gobernación del estado Apure y el Gobierno Bolivariano.
Los equipos, seis motores de 286 toneladas de peso cada uno, fueron fabricados en Finlandia y llegaron al país por Puerto Ordaz, Bolívar.
Tras completarse su movilización fluvial, a partir de septiembre serán llevados por tierra hasta el Complejo Agroindustrial Santa Inés, donde serán acoplados a la nueva planta eléctrica.
La logística asociada al operativo ha implicado una preparación minuciosa ajustada a los estándares nacionales e internacionales de seguridad, a fin de minimizar los riesgos e impactos asociados.
Esta planta, en la que el Estado venezolano invirtió más de 300 millones de dólares, atenderá la demanda eléctrica de la futura refinería Batalla de Santa Inés.
Noticias Barquisimeto
Información EMEN