Luego de hechos violentos suscitados en la sede del Palacio Municipal, concejales bolivarianos se pronunciaron rechazando las acusaciones del alcalde Alfredo Ramos.
Acompañados de trabajadores del concejo municipal y con la consigna “y va caer Alfredo Ramos va a caer”, el presidente de la cámara municipal,  Jose Luis Ramos indicó que lo ocurrido en la alcaldía fue una protesta pacifica.

De igual manera Ramos explicó que allí no habían colectivos y que los trabajadores de los gobiernos parroquiales fueron los que propiciaron los actos de violencia “Los trabajadores parroquiales fueron mandados por el alcalde junto a la policía municipal a agredir” señaló.

Para finalizar, el presidente del Consejo Municipal invitó al alcalde Alfredo Ramos para que renuncie a su cargo en bienestar del pueblo barquisimetano “si tiene moral debe renunciar a la alcaldía”.

Noticias Barquisimeto

Yosalfred Serrano