Según analista político y económico Exxon Mobil quiere adueñarse del petroleo venezolano

166

Fernando Travieso, economista y analista político, señaló que la compañía estadounidense Exxon Mobil tiene intereses en una supuesta reserva petrolera en Guyana para usarla como pretexto e “ir sobre el área más codiciada del planeta tierra que es la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez”, que constituye la principal reserva certificada de hidrocarburos del planeta.

Durante una entrevista concedida al programa Sin Coba, que transmite VTV, comentó que el supuesto hallazgo de yacimientos hecho por la transnacional petrolera en aguas de Guyana responde a un interés sobre un territorio en diferendo, que se encuentra en esa situación desde más de un siglo de existencia.

La controversia internacional, producto de componendas coloniales e imperiales, despojó a Venezuela de un vasto territorio sujeto desde entonces a reclamación. De esta ilicitud de origen, la patria de Bolívar mantiene su posición de considerar nulo e írrito el Laudo Arbitral de 1899, que fue llevado ante la Organización de las Naciones Unidas, que conllevó a la firma del Acuerdo de Ginebra, suscrito el 17 de febrero de 1966 por los Gobiernos de Venezuela y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, en consulta con el Gobierno de Guyana Británica y establece la conformación de una comisión mixta para resolver la controversia sobre el diferendo territorial.

Travieso explicó que el gobierno de Estados Unidos (EEUU), por medio de Exxon Mobil, tiende una trampa a Venezuela “a través de las manipulaciones y del lobby petrolero internacional”, ya que la ley estadounidense Sarbanes Oxley, que regula el aparato financiero norteamericano y las petroleras, prohíbe dar datos sobre reservas que no hayan sido certificadas para no variar el valor de las acciones en las bolsas de valores, y precisamente la empresa petrolera no ha dado datos de las supuestas reservas petroleras en este territorio.

“Al precio actual, la producción de petróleo en alta mar a esa profundidad no es rentable”, afirmó Travieso, al tiempo que se preguntó “¿por qué un área que es considerada por el Servicio de Geología de EEUU como de petróleo no descubierto” y de acuerdo a “las estadísticas de la Administración de Información de la Energía las reservas de Guyana aparecen en cero, se comienza a perforar un área donde las posibilidades son más escasas que otras de petróleo que ya tienen?”.

En este sentido, comentó que lo que se pretende es “una componenda para llevarnos a un conflicto de orden militar en el que el lobby petrolero, que es el verdadero gobierno de los EEUU, viene por la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez”.

Travieso recordó que la misma estrategia fue aplicada por Washington en Irak, “primero hicieron que invadieran Kuwait, luego lo desalojaron y después invadieron Irak”, además, “así hicieron la guerra Irak-Irán por unos campos petroleros (…) todo esto es un montaje y una trampa”.

El analista consideró que el Gobierno venezolano está tratando el tema de manera muy inteligente al no caer en provocaciones. “No podemos caer en la provocación, lo que están buscando es una excusa para una intervención militar con todo su poderío”, subrayó.

Estos planes imperialistas del gobierno estadounidense y sus transnacionales petroleras se debe a que “se ve un profundo agotamiento en el nivel de reservas de petróleo de las transnacionales norteamericanas y británicas, su objetivo es el control de las reservas que quedan (la de la Faja Petrolífera del Orinoco y las del Medio Oriente)”.

AVN